• Mónica Del Valle

Lecciones que nos Enseña Nuestro Peso, parte 1 de 4


Lecciones espirituales que podemos aprender a partir de nuestro peso. Parte 1 de 4

Compartido en inglés por Marc David. Institute for the Psychology of Eating.

Traducido y adaptado al español por Mónica Del Valle Pérez. PsicoNutrición-México.

Mientras lees este artículo, ten en mente esta pregunta: ¿Alguna vez has tenido que aprender una lección de humildad relacionada con el peso o la forma de tu cuerpo?

Vivimos en un mundo en donde el peso, la grasa corporal, los kilos de más, o perder o ganar peso representan retos con los que casi todos lidiamos.

Nuestra preocupación colectiva acerca del peso es uno de los más grandes dilemas que impactan de manera poderosa la mente y el cuerpo humanos. El dolor y el sufrimiento que se experimenta alrededor de este tema es muy profundo. Es claro que lo que estamos haciendo para perder peso no funciona.

Este tema no puede ser tomado a la ligera y por ello es importante que arrojemos luz sobre este asunto. Y poner la luz de la conciencia de una manera efectiva significa que debemos mirar a otras dimensiones para ayudar a los que sufren a encontrar las piezas faltantes en este rompecabezas del peso.

ESPIRITUALIDAD

Pedimos de antemano una disculpa si a alguien por ahí no le gusta el término ESPIRITUALIDAD o siente que “no le habla”. Si alguien se considera ajeno a este término, le proponemos substituirlo por “Desarrollo de carácter y crecimiento personal”. Y si alguien prefiere verlo desde un punto de vista religioso, puede preguntarse de qué forma Dios le está invitando a crecer. Aquí usaremos el término “espiritualidad” para hablar de estas cuestiones. Si no les gusta el término, substitúyanlo; pero por favor, no tiren el agua de la bañera con todo y niño… ábranse a recibir.

Hay una dimensión que va más allá de lo que el ojo puede ver. Hay una arquitectura oculta en el universo. Hay fuerzas invisibles que nos mueven y guían de las cuales sabemos muy poco. A través de la historia, los grandes santos, sabios, profetas, religiosos y otros líderes espirituales, han estado de acuerdo que cuando nos adentramos en la dimensión de lo sagrado o lo espiritual, nuestra visión se empieza a abrir.

Teniendo esto en mente, vamos a compartir con ustedes una importante lección espiritual que podemos aprender del peso, la primera que compartiremos en este espacio. Y cuando decimos “Peso” nos referimos a los retos a los que nos enfrentamos al tratar de perderlo, los retos a los que nos enfrentamos si no pesamos exactamente lo que quisiéramos, a la forma en que lidiamos con los juicios y los prejuicios de los demás, y al reto que significa lidiar con nuestros propios comentarios despectivos acerca del cuerpo que tenemos.

Una de las lecciones básicas que podemos aprender del peso es:

HUMILDAD

Humildad es simplemente el estado de ser humildes, sencillos. Es ese lugar en donde dejamos ir nuestro ego y nos rendimos a aquello que es, a lo que ocurre. Es un lugar en donde dejamos de pelear y nos entregamos a un poder superior. Cuando somos humildes entendemos que no lo controlamos todo y que, de hecho, no controlamos casi nada. La Vida es mucho más grande que nosotros. Ser humildes significa que nos damos cuenta de que la Vida no se debe acomodar a nuestras exigencias o necesidades. Más bien al contrario, somos nosotros quienes necesitamos que la Vida sea nuestra maestra y nos enseñe.

Ninguno de nosotros quiere pesar mucho más que lo que desea pesar. No es agradable que eso ocurra. A lo largo de los años hemos conocido a mucha gente que está dispuesta a hacer cosas increíbles para perder unos kilos… sólo para recuperarlos de nuevo o fracasar casi desde el inicio. El resultado no es otra cosa más que frustración, descontento, enojo; sentir como si uno estuviera viviendo en el cuerpo equivocado. Y, además, es una afrenta para nuestro ego.

El mundo tiene un gran prejuicio en contra de la gordura y de la grasa corporal. Hay muchos que juzgan el exceso de peso como una falta de voluntad o un carácter débil o pocas ganas de realmente hacer el esfuerzo. Por supuesto que queremos poner lo mejor de nosotros mismos en el mundo, lo cual para muchos de nosotros significa “nuestro mejor cuerpo”.

El exceso de peso puede darnos una lección de humildad, simple y llanamente. Esto sería un regalo espiritual. Un regalo superior que va más allá del ego. Ser humildes no es nada fácil. Y de alguna manera, para mucha gente, la sabiduría de la Vida siempre encuentra maneras interesantes de pedirnos ser más humildes.

Eso es lo que representa el peso extra para muchas personas. No estamos diciendo que sea la única cosa que le apura a alguien con exceso de peso. No significa que no haya cuestiones metabólicas o de alimentación que habría que tomar en cuenta. Simplemente significa que también hay una lección espiritual por aprender.

PARA MUCHOS, LA HUMILDAD ES LA ÚLTIMA FRONTERA

Conocemos a muchas personas que han hecho todo lo habido y por haber para perder peso y no lo han logrado de una forma definitiva… se han hecho todos los exámenes sugeridos, han tomado todos los suplementos, todas la medicinas… hacen todos los ejercicios, todas las recomendaciones... se han gastado fortunas en ello a fin de conseguir los resultados deseados. Para ellos, ser humildes puede ser la última frontera. Para algunos de nosotros, el peso extra es una de las pocas cosas a las que prestamos atención. La Vida tiene formas fascinantes de enseñarnos algo en donde menos lo esperamos.

Si tú o alguien que tú conoces ha tenido una batalla intensa con el peso, no estaría de más explorar el asunto de la humildad. ¿Qué significa eso para ti? ¿Cómo sería ser un poco más humilde con respecto a lo que tú eres y lo que deseas que sea tu cuerpo? ¿Acaso hay cosas más importantes en la vida qe necesitan tu atención en este momento por encima de la grasa corporal? ¿Hay áreas de tu vida que has desatendido? ¿Acaso hay personas a tu alrededor que necesitan de tu amor y tu atención y no se los das porque tu foco principal está en otro sitio... acaso en la báscula... en cuánto pesas o qué cuerpo tienes?

Reza, medita, charla con gente sabia y echa una mirada profunda a tu interior.

A veces, aprender las lecciones espirituales que tenemos frente a nosotros es exactamente lo que requeríamos para estar, por fin, en el camino metabólico de éxito al que aspiramos.

Continua con nosotros. Pronto publicaremos la lección espiritual No. 2

¡Gracias por estar aquí!

#CrecimientoPersonal #Pesocorporal #Espiritualidad #Humildad

0 vistas

Mónica del Valle

PsicoNutrición-México

Nourishing Psychology

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus