• Mónica Del Valle

Viejos Hábitos


Dice la presentadora estadounidense Oprah Winfrey que muchas veces esperamos a que el cambio nos venga de fuera, que “nos ocurra”, ya sea a través de gente, o de lugares o de situaciones o de cosas… O que a veces estamos esperando un reconocimiento externo antes de dar el siguiente paso en cualquier proyecto que tengamos en la vida… O que dejamos que nuestros amigos o nuestra familia sean quienes definan o decidan si estamos bien o estamos progresando o si nuestra relación es la adecuada…

Nuestras mentes se aferran a viejos hábitos, a lo que les es familiar, y en buena medida eso se traduce en expectativas externas, creyendo que el cambio nos va a ocurrir a nosotros… Pero hay que estar conscientes de que muchas veces lo que nos pasa a nosotros también pasa para nosotros… Tendremos un camino más rico hacia la vida que anhelamos si estamos abiertos a todo eso que está dentro de nosotros… a esa verdad que es más profunda de lo que nuestros pensamientos pueden imaginar. Pero eso va a ocurrir cuando logremos ir más allá de nuestros condicionamientos y nuestros viejos hábitos.

¿Qué será lo que libera la energía de un cambio positivo que nos nutra? ¿Cómo conseguir esa sensación sostenida de calma que viene de nuestro ser más profundo…? Esa certeza que nos permite hacer muchas cosas, alimentados de esa conexión con lo que realmente importa.

Para averiguarlo vale la pena guardar silencio… silencio interno y externo… aquietarnos… y sentir cómo nuestro poder emana de nosotros y se proyectar en nuestra vida y en nuestras relaciones.

Deepak Chopra dice que el sentirnos atorados no es sólo un estado mental, pues somos seres integrales… y todo, incluso nuestro cuerpo, está interconectado. Entonces, si estamos atorados, estamos atorados de todo a todo… ¡qué fuerte, no?

Podemos tener las mejores intenciones del mundo, pero si estamos empantanadas en patrones viejos y repetitivos, no vamos a responder como quisiéramos… y entonces somos como robots biológicos. Nuestras palabras, pensamientos y acciones son predecibles e incluso aburridos.

De cierta manera podemos decir que todos somos víctimas de un comportamiento robótico… la verdad… en mayor o menor medida. Y para poder salir de esa situación lo que se necesita es conciencia y estar en el presente. Muchas veces sólo seguimos patrones o hábitos sin ni siquiera cuestionarlos, y los seguimos repitiendo una y otra vez, incluso a sabiendas de que no es lo mejor para nosotros…

¿Alguna vez has ordenado un postre en un restaurante cuando ya no tienes hambre? ¿O has prendido un cigarro cuando en realidad no tenías el deseo de fumar? Esos son ejemplos de comportamientos robóticos. Y muchas veces hacemos cosas que nos dañan, sólo por hábito… sin conciencia… sin estar realmente presentes en nuestras vidas… dejando que una respuesta automática esté a cargo de nuestro comportamiento. Y nos sentimos “muy sácale punta” cuando no somos más que títeres.

Cuando nos hacemos conscientes de ello empezamos a recuperar el control. La creatividad empieza y termina en el cerebro. Si estamos condicionadas por viejos hábitos, creencias, recuerdos, heridas y nuestra idea de “auto-imagen”, estamos siendo controlados por pensamientos y actitudes robóticas en vez de que seamos nosotros quienes tomemos el mando.

Por fortuna el ser humano puede elegir no ser un robot biológico sin remedio… la auto-conciencia es una opción si así lo elegimos… Si nos convertimos en testigos de nuestra vida podemos vernos y ver con claridad cada situación en la que nos encontremos, sin que seamos presas de la confusión.

Ser testigos es una forma maravillosa de estar conscientes de nosotros mismos… es un estado de conciencia que nos hace sentir realmente vivos… Ser testigos ocurre en el aquí y en el ahora… en el presente… que es exactamente en donde queremos estar.

De esta forma nos alejamos de respuestas robóticas y podemos hacer aquello que realmente deseamos. Dejamos de hacer lo que el cerebro dicta a partir de estar programado por condicionamientos obsoletos, y entonces hacemos lo que en conciencia sabemos que es lo mejor para nuestra evolución… aunque a veces nos dé flojerita ir en contra de los viejos hábitos.

Si te gustó esta reflexión, compártela. No olvides seguirnos en nuestra página de Facebook PsicoNutrición-México, en donde compartimos pensamientos y frases que te pueden servir para avanzar por el camino de la auto-conciencia.

Nutre cada aspecto de tu vida… nutre tu cuerpo y también nutre tu alma, espíritu, mente y corazón … y expresa plenamente tu potencial… el mundo te necesita.

Foto tomada de internet

#Cambio #hábitos #DeepakChopra #creatividad

23 vistas

Mónica del Valle

PsicoNutrición-México

Nourishing Psychology

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus