¿Qué son las emociones?


Todos las hemos experimentado a lo largo de nuestra vida, y aunque tenemos una idea de lo que son, quizás no podamos definirlas concretamente.


Vamos a ver qué nos dice Wikipedia al respecto: “Las emociones son reacciones psicofisiológicas que representan modos de adaptación del individuo cuando percibe un objeto, persona, lugar, suceso o recuerdo importante”. (1)


Entonces, las emociones, que son una reacción de corta duración, nos permiten adaptarnos a situaciones que salen de nuestra cotidianidad, por decirlo de alguna manera. Por ejemplo, ante el peligro, reaccionamos con miedo, el cual nos puede impulsar a luchar, huir o paralizarnos.


Ante el éxito, reaccionamos con alegría, al perder a un ser querido sentimos tristeza y algunos, ante la crítica, reaccionamos con enojo.


Como ves, cada situación puede generar una respuesta. No todas las actividades que hacemos causan estas reacciones, por supuesto. Hay actividades, que las tenemos tan inmersas en nuestra rutina, que las hacemos casi sin pensar…ni sentir. Tampoco podemos andar alegres 24/7. Para poder experimentar alegría, habrá muchos momentos de rutina, y otros tantos de tristeza.


Tipos de reacciones


Ante una emoción, se dan tres tipos de reacciones.


1.- Reacción fisiológica


Es la manera como responde nuestro cuerpo de forma inmediata e involuntaria. Ante el estímulo, y antes de que nuestro cerebro pueda procesarlo, ya nuestro cuerpo ha reaccionado. Podemos sentir nervios, los colores se nos suben a la cara; según la emoción, hasta nos falte la respiración; hay cambios en el tono de voz.


2.- Reacción psicológica


Nuestro cerebro empieza a procesar el estímulo. Aún no se ha detenido a analizarlo y todavía nos estamos moviendo desde nuestro yo reptiliano, nuestras reacciones espontáneas.


El cerebro compara esta situación con otras similares que ya hemos vivido. La reacción, aunque todavía no se tiene claro en qué conducta derivará ya da a conocer el estado de ánimo en el que nos encontramos.


3.- Reacción conductual


Se genera un cambio en el estado de ánimo y en la conducta que teníamos momentos antes de experimentar esta emoción. Ahora es cuando expresamos, apoyándonos en las expresiones corporales, cómo nos sentimos.


Te voy a poner un ejemplo para que quede más claro.


Estás platicando con una persona que te dice algo que de verdad te molesta. Tú te enojas. Primero, sientes cómo “la furia” te recorre el cuerpo, te pones roja y se te contrae el estómago; esta es la reacción fisiológica. Después, recuerdas cómo te has sentido cuando esa persona te ha dicho palabras similares en el pasado, cómo te ha lastimado (de eso hablaremos en otra entrega) y en tus ojos ya se puede ver que no estás contenta; esa es la respuesta psicológica. Finalmente, pones cara de pocos amigos, quizás cruzas los brazos y sientes enojo contra esa persona; reacción conductual.


Ya si sólo le reclamas molesta o le sorrajas una maceta en la cabeza, dependerá de tu inteligencia emocional y de qué tanto puedes controlar tus emociones o no. Pero, lo sorprendente es que experimentar las tres reacciones te tomó pocos segundos.


Funciones de las emociones


  1. Función adaptativa: Es la que nos permite reaccionar ante el estímulo. De hecho, en emociones como el miedo, es la que nos permite sobrevivir. Es la función más importante a nivel individual.

  2. Función social: Por medio de las tres reacciones ya expuestas, podemos expresar nuestro estado de ánimo y facilitan las interacciones con los demás. Nuestras palabras, nuestros gestos, nuestra postura, en fin, cualquier tipo de comunicación, verbal y no verbal, dan pistas sobre el estado de ánimo de las personas, y así, poder actuar en consecuencia.

  3. Función motivacional: Emoción-Motivación es un binomio, si no inseparable, sí muy frecuente en nuestra vida. Una emoción va a motivarte para actuar de una determinada manera y por su lado, realizar una tarea con un fin, con una motivación, despertará en ti una emoción. Por ejemplo, si visitar a tu abuelita te causa alegría, esa misma alegría va a ser la motivación para querer ir a verla con frecuencia.



Tipos de emociones


Las emociones pueden clasificarse en dos grandes grupos.


Emociones primarias: También llamadas básicas o innatas. Son aquellas que responde a un estímulo. Forman parte de nuestro proceso de adaptación y existen en todos los seres humanos, independientemente de la cultura. Son 6:

  1. alegría

  2. tristeza

  3. ira

  4. miedo

  5. sorpresa

  6. aversión o asco

Emociones secundarias: También conocidas como sociales o aprendidas. Surgen a raíz de la socialización y del desarrollo de capacidades cognitivas, y por lo general, se aprenden cuando los niños cumplen dos años y medio o tres. Son consecuencia de una emoción primaria. Por ejemplo, el miedo surge primero y luego aparece el enojo.

Entre ellas podemos destacar algunas como: Celos, culpa, orgullo, vergüenza, satisfacción, diversión, desprecio, ansiedad, esperanza, etc.


Algunos autores establecen una tercera categoría, que bien podría ser otra clasificación.


Emociones positivas y negativas: Se clasifican según el tipo de reacciones que generan. Si la conducta es benéfica, como en la alegría o la satisfacción, se consideran positivas, y si provocan sentimientos perjudiciales, entonces, se consideran negativas. Sin embargo, mi visión es que no hay emociones negativas. Se pueden convertir en negativas si no las escuchamos y no averiguamos qué es lo que nos hace sentir así y cómo podemos remediarlo.


Volvamos al ejemplo de que te enojas porque te dijeron algo que te molesta. Si te guardas tu enojo, éste irá creciendo hasta que estalles por una tontería, sin olvidar que, durante todo el tiempo en que te has estado guardando tus emociones, tu cuerpo lo estará resintiendo y se manifestará en forma de gastritis u otra enfermedad. En este caso, el enojo es malo. Pero, si te enojas, y dominas tus emociones, y le explicas a la otra persona el por qué te molestan sus palabras, entonces podrán dialogar, y a menos de que sea una persona de esas que gozan con hacer sufrir a los demás, entenderá tus razones y encontrarán una solución (Tip: en muchos casos ni siquiera eran conscientes de que te molestaba). En este caso, el enojo es positivo.


Las emociones forman parte de tu vida y son fundamentales para tu supervivencia, para poder integrarte con los demás y para tu bienestar. No las niegues, al contrario, escúchalas y aprende la lección que vienen a darte. En las próximas entradas analizaremos algunas de ellas.


Y si quieres aprender más sobre cómo el entender y escuchar a tus emociones te va a ayudar con tu peso corporal, no dejes de ver mi curso Vive Ligera haz click aquí.



FUENTES:

1.- Wikipedia, “Emoción”, https://es.wikipedia.org/wiki/Emoci%C3%B3n

2.- "Emoción". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/emocion/ Consultado: 20 de marzo de 2021, 01:12 pm.

3.- Divulgación Dinámica, “Tipos de emociones: Qué son y cuántos tipos existen” Disponible en https://www.divulgaciondinamica.es/blog/tipos-de-emociones/ Consultado 20 de marzo de 2021, 01:15 pm.


Entradas Recientes

Ver todo