• Mónica Del Valle

Autoestima: ¿Te consideras una pepita de oro o alguien sin valor?


Continuo con las reflexiones del blog pasado... ¿descubriste cuál es tu actitud?

Cuando te sientes bien, cuanto te sientes optimista y con energía, ¿piensas que es un día atípico... que es el presagio de algo terrible... o que eres tú con todo tu potencial?

No sé si seas de los que no creen que las cosas le puedan ir bien, o tal vez conozcas a alguien así... que si algo sale bien, si otro es cariñoso y le apoya, piensa que es atípico y que mejor ni se ilusiona... o que seguro eso es el preámbulo de alguna desgracia, pues no es normal que le vaya bien, que es una casualidad.

Y no, no lo es... eso es un engaño colectivo... y lo peor es que esa persona teme que la vaya a pasar mal después cuando en realidad con esa forma de ser, de sentir y de pensar ¡ya la está pasando mal!

Y a lo que te quiero invitar es a hacer un alto y dejar de ver la vida detrás de un vidrio gris o empañado. La vida es un milagro y es un regalo con todo y las dificultades inherentes a vivir. No es que haya una entidad malvada que desea que sufras o que te vaya mal.

Hay cosas que suceden que están fuera de nuestro alcance, por ejemplo, un terremoto, un huracán o un tornado y sus terribles consecuencias. Tú no tienes la culpa de eso. Tampoco de la enfermedad o muerte de un ser querido. Pero incluso en esos casos dolorosos tienes la capacidad de responder desde un lugar de víctima, de culpabilización o de enojo, o bien, desde un lugar de amor y creatividad (sin dejar de reconocer el desconcierto o el dolor).

Para poder tener este tipo de respuestas es importante que acredites que puedes hacerlo, que puedes tener experiencias extraordinarias, que incluso puedes contribuir al bienestar de otras personas, además del tuyo propio. La vida no es difícil ni complicada. Complicados son los programas mentales que podemos tener cuando no somos conscientes de quiénes somos en realidad y nos dejamos llevar por la inercia.

Muchos maestros, que yo considero casi como iluminados, dicen que cuando descubres quién eres y lo acreditas en todo tu ser, desde el plano mental hasta en cada una de tus células, empiezas a pensar y a sentir de una forma radicalmente distinta. Y tal y como la ciencia ya nos lo puede demostrar, al pensar y sentir de una forma distinta, empiezas a tener resultados diferentes.

De hecho, dicen que si quieres tener más salud, si quieres experimentar mayores niveles de bienestar o de prosperidad, mejores relaciones, o la posibilidad de contribuir al mundo, tienes la responsabilidad de encarar con seriedad y compromiso este proceso de exploración personal y de sacar a la superficie tu verdadero Ser, tu esencia, aquello que te hace ser tú y que requiere ser expresado en plenitud.

Una de las cosas que tienen mayor impacto en una persona es su autoestima. Y tomando el ejemplo que alguna vez le escuché al doctor Puig (que ya podrás ver que es una fuente de inspiración para mí este hombre). Dice que si yo me considero una pirita de cobre en lugar de una pepita de oro, voy a ver con temor los desafíos y, de hecho, voy a desistir de cualquier intento con una sensación anticipada de derrota que sólo confirmará mi baja autoestima.

¿Puedes ver la trampa, el círculo vicioso? La Vida te manda esos desafíos para que te aventures en ello y des la talla, porque la talla ya la tienes; lo que hay que hacer es reconocerla y sacarla.

Esa talla es la medida en que te valoras, la medida en que confías en ti, en que te quieres y te puedes ver como “algo más”, como una pepita de oro que se levanta con entusiasmo y que lo cultiva de manera consciente y propositiva. Sales con entusiasmo y pasión a encontrar las oportunidades. Y esas oportunidades sólo las ven los que viven en el mundo de las pepitas de oro.

En el próximo blog seguiremos con estas ideas. Mientras te pido que reflexiones... ¿crees poder ser capaz de valorarte... tú a ti? Porque claro que es agradable sentir que los demás nos reconocen y nos valoran, no digo que no, pero es diferente recibir con agradecimiento el cariño y aceptación de los demás que buscar nuestro valor a partir de lo que creemos que los demás valoran de nosotros. ¿O tú qué piensas?

#autoestima #valor #MónicaDelValle #Psiconutrición #desafíos #pepitadeoro

1 vista

Mónica del Valle

PsicoNutrición-México

Nourishing Psychology

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus