8 preguntas para encontrar tu propósito de vida

Actualizado: sep 8

Como vimos en otra entrada, conocer tu propósito de vida es fundamental para alinearlo con tus acciones, metas y objetivos, a fin de vivir en armonía y bienestar.


Pero, quizás te preguntes ¿cómo puedo encontrarlo?



Tengo 8 preguntas que podrán ayudarte en tu búsqueda. Te invito a que escribas tus reflexiones, ya sabes, escribir para describir y describir para descubrir.

¿Estás lista/o? ¡Comencemos!


1. ¿Qué era lo que te apasionaba en tu infancia?

Cuando somos niños, nuestros gustos son más simples. Sabemos qué nos gusta y qué no, ya que no tenemos influencia sobre lo que se supone que "debería" gustarnos. Conforme crecemos, la influencia social va permeando nuestra mente.



Recuerda a qué jugabas, si lo hacías en soledad o en compañía de otros niños.


Qué te imaginabas ¿te veías desempeñando una profesión en concreto? Muchos locutores de radio jugaban justo a eso, a ser locutores ¿Tu profesión actual está relacionada con tus juegos o, por el contrario, no tienen nada que ver?


Quizás eso se debió a que te aconsejaron que olvidaras tus sueños infantiles y te dedicaras a algo que te permitiera vivir ¿Estudiaste lo que realmente querías en la universidad?


En tus pasiones infantiles encontrarás tus dones, aquello para lo que eres buena/o de forma natural.


CONSEJO: Anota algunos de tus recuerdos. Escribe qué sucedió, pero más importante, cómo te sentiste en ese momento. Esto te ayudará a conectarte con tu niño interior.

2. Si no tuvieras que trabajar, ¿a qué te dedicarías?

Imagina por un momento que tus problemas económicos desaparecen y ya no tienes que trabajar para vivir. No hacer nada queda descartado, porque sería muy aburrido.


¿Qué harías?


Te recomiendo que te lo imagines lo más detallado posible. Podrías armar una agenda semanal, y ver cómo la llenarías.


¿Leerías, escribirías, tomarías clases de baile, irías al boliche? No sé, es tu imaginación y tu tiempo, así que tú decide. Como ya te dije, el factor dinero no es problema. Busca lo que te agrade hacer a ti. No se trata de complacer a los demás. Por ejemplo, si hacer servicio social no es de tu agrado, no lo pongas sólo por parecer que es lo correcto. No necesitas quedar bien ante nadie; esta agenda es sólo para ti.

3. ¿Qué actividad hace que el tiempo vuele?


Cuando estamos haciendo una actividad que nos gusta, parece que el tiempo vuela. Sentimos que apenas llevamos unos minutos, y cuando vemos el reloj, ya han pasado casi dos horas.

Todos lo hemos experimentado. Para algunos es en el momento de creación, para otros, la organización de un evento, otros más a la hora de enseñar o aprender algo nuevo, en fin, cada quien tiene distintas actividades en las que se sumerge sin percatarse del tiempo.

Con frecuencia, no sólo te olvidas del paso del tiempo, sino que hasta olvidas comer o tomar agua. En ese momento de máxima concentración estás como en éxtasis. Todo el estrés desaparece, tus preocupaciones pasan a un segundo plano y te enfocas en el momento presente.


Por ejemplo, para Nana China, la señora que planchaba en la casa, su mayor placer era regar el jardín. Todas las tardes se pasaba una hora regándolo (la manguera era muy delgada) y la veías contemplando cómo caía el agua a las plantas. Mi papá decía: "si Nana China se muere regando, en ese instante se va directo al Cielo".


¿Cuál es esa actividad que te “secuestra” en el tiempo?

4. ¿Qué es aquello que mueve tu corazón?

Cuando hay algo que te apasiona te centras en ello, y el tiempo que inviertes en él te provoca una sensación, mezcla de emoción y de deseos de saber y hacer más.


¿Hay alguna causa, social, ecológica, política por la que te sientas muy convencido?

¿De qué temas te gusta leer?

¿Qué temas sigues en las noticias?

¿Qué tipo de sitios web te atraen?

CONSEJO: Para identificarlo, piensa en tu día a día. ¿Qué es aquello que te hace tomar una postura al respecto? ¿Qué tema provoca que, cuando hablas de él, se te ilumine la cara, los ojos te brillen?

5. ¿Con quién pasas el tiempo y de qué hablas?

Por lo general, pasamos el tiempo con personas que son afines a nosotros, con los que compartimos estilos de vida y puntos de interés. Y esto puede ser, tanto en el plano físico, como en el virtual. En la actualidad, pasamos bastante tiempo conviviendo con personas que están del otro lado de la pantalla.


¿Formas parte de un grupo de escaladores o de un grupo de lectura? ¿Te reúnes con apasionados de la dieta vegetariana o vegana, o por el contrario, estás en el grupo “amantes de la parrillada”?


Cuando estás con tu grupo de amigos ¿de qué hablan? ¿Eres la voz experta de ese grupo a la que los demás acuden en búsqueda de consejo?


Ya lo dice el viejo y conocido refrán “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Descubre a tu tribu y ésta te indicará el lugar al que perteneces.

6. ¿Cuáles son tus tres deseos?



Si en este momento se te apareciera el genio de la lámpara y te concediera tres deseos ¿qué elegirías?


Refrena el impulso de pedir un millón de dólares. O si lo eliges, y no tanto por el hecho del dinero en sí, sino por las cosas que podrías hacer con ese dinero, ¿cuáles serían estas cosas?



Puedes imaginar otro escenario. Piensa, si te dijeran que puedes hacer 10 cosas antes de morir ¿qué incluirías en esa lista?


Lo que escribas te va a ayudar mucho en focalizar tu propósito de vida. Por lo general, tenderás a elegir cosas que te apasionen, o al menos te intriguen.


Ahora que ya tienes esa lista ¿qué esperas para hacerla realidad? ¿Por qué esperar hasta que estés a punto de morir?


7. ¿Tienes un sueño que podrías hacerlo realidad?

Este punto podría parecer muy similar al anterior, pero tiene diferencias significativas. En el anterior se trataba de acciones que no necesariamente modificarían tu estilo de vida o tus preferencias. Por ejemplo, pudiste elegir “saltar en paracaídas”, y eso no afecta en nada tu carrera de abogado.


En cambio, tu sueño va a cambiar, al menos en parte, lo que has vivido hasta entonces. Volvamos al ejemplo del abogado. Quizás estudiaste leyes para complacer a tu familia, pero en el fondo querías ser cantante, y ese es tu sueño. Entonces, al cumplirlo, tendrás que modificar tu vida. Ya sea que abandones la abogacía, o que decidas dividirte entre ambas actividades, lo cual cambiará, de alguna manera, tu estilo de vida. Ahora bien, quizás tu sueño es ser ministro de justicia. En ese caso, aún sin dejar de ser abogado, tendrás que ponerte a estudiar más, a estrechar relaciones, en fin, cambios en la rutina que hasta ahora has venido haciendo.


Como ves, cumplir un sueño nunca te puede dejar en el mismo lugar en donde estás, y para ello, tendrás que enfocarte en tu propósito de vida y en las acciones que te lleven a él.


Pregúntate, ¿qué es lo que realmente te detiene para cumplir tu sueño?

8. ¿Cómo te gustaría sentirte aquí y ahora?

¿Cómo sientes, y cómo te sientes, en tu vida hoy?


A veces te puedes sentir frustrada por no estar viviendo tu propósito de vida ¿te quieres seguir sintiendo así? Y quizás no sea frustración, sino un vacío o sentir que desaprovechas tu vida, y que, aunque has conseguido el “éxito” (ya sea económico, social o amoroso) sientes que hay algo más en ti, algo que puede llevarte a ser tu más plena expresión, a sentirte viva.


Acabo de leer, y te lo recomiendo, el libro “Salvar el fuego”, de Guillermo Arriaga. En él, Mariana, la protagonista, tiene una vida de “éxito”, una vida perfecta. Casada con un hombre bueno al que le va muy bien en su carrera, con una familia maravillosa, amigos que la quieren y que son como ella. Además, también es una coreógrafa millonaria, que obtiene el reconocimiento del público por su técnica impoluta, aunque no logra transmitir pasión en su obra. Si quieres leerlo, sáltate hasta el siguiente párrafo, ya que haré un spoiler. Al final, todo su mundo se trastoca al conocer a José Cuauhtémoc, sin embargo, tanto su vida como su obra se llenan de pasión.


Busca qué te motiva a despertar cada mañana, qué te inspira y qué te hace decir “Hoy puede ser un gran día”, como la canción de Serrat.


¿Cuáles son los sentimientos que deseas en este momento y cómo te están guiando en tu propósito de vida?




Espero que estas ocho preguntas, o más bien, estos ocho bloques de preguntas te permitan descubrir tu propósito de vida. A partir de ahora adquieres la responsabilidad de seguirlo y vivir de acuerdo a él.


Si necesitas ayuda para encontrarlo o para tomar acciones que te lleven a vivir en congruencia con tu propósito, yo puedo hacerlo. En mi curso ¡Otra Oportunidad! vamos a ir caminando juntos por el recorrido que te llevará a tener una vida más auténtica, en la que te sientas que tú tienes el control y en la que vivas sin tanto estrés. Es posible vivir así, yo no sólo te diré qué hacer, sino que te enseñaré cómo hacerlo y estaré ahí para acompañarte. Haz click aquí para ver de qué se trata.

Mónica del Valle

PsicoNutrición-México

Nourishing Psychology

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus