Ábrete a todo lo bueno en amor y coherencia



Este es el primer día del 2020. Un año nuevecito, con todas las hojas en limpio, justo para que puedas escribir todo eso bueno a lo que quieres dar cabida en tu vida y para lo cual tú serás parte activa.


Te quiero sugerir dos cosas que van de la mano. Una es hacer una meditación para iniciar el año en un estado de calma y quietud. Y la otra es hacer un nuevo collage, ahora con lo que deseas para este año que inicias.



Empezaré por decirte algo acerca de la meditación.


De acuerdo al diccionario Webster, la meditación implica involucrarnos en un ejercicio mental que tiene el propósito de alcanzar altos niveles de consciencia espiritual. Pero hay muchísimas maneras de definir a la meditación con las que puedas resonar y que tal vez te ayuden a considerarla como una práctica que incluyas en tu vida diaria.


Por ejemplo: Sentarte en silencio; Sonreír con tu corazón; La práctica de ser tú; Contactar con tu Ser más profundo; Moverte del mundo externo hacia el mundo interno; Permitirte estar en el momento presente; Notar sin engancharte de lo que ocurre afuera y dentro de ti; Enfocarte en un solo pensamiento o sensación; Hacerte cargo de tu mente; El arte de conocerte mejor. En fin.


¿Cómo definirías tú la meditación?


En algunos otros blogs y en mis videos he compartido diversos tipos de meditación. En mi sitio Web también tengo meditaciones para principiantes, intermedios y avanzados.


Y en YouTube puedes encontrar una gran variedad de modalidades. Estoy segura de que encontrarás aquella que vaya mejor contigo.




Ahora, en cuanto al collage, se trata de hacer lo mismo que ya hiciste antes con el de la semana pasada. Te lo recuerdo:


Toma una pieza de papel o un trozo de cartulina, del tamaño que desees. Mi recomendación es el tamaño carta a fin de que sea fácil de conservar. Consigue tijeras y algo con que pegar.


Trae las imágenes que te hayan sobrado de las que recortaste la semana pasada, o bien consigue nuevas imágenes de revistas.


Y luego haz una meditación. Tómate el tiempo para estar contigo, a solas... y reflexiona sobre cómo quisieras que fueran aquellos aspectos de tu vida, de tus relaciones, que quisieras que fueran diferentes. ¿Cómo visualizas diferente las cosas?



En la meditación, usando por ejemplo la técnica de Mindfulness, permítete evocar con todos tus sentidos cómo se sentiría esa nueva situación que te propones que será diferente. Cómo se ve, qué sonidos hay alrededor de eso, qué aromas acompañan esa situación, cómo se siente, qué sabores están presentes... Imagina la situación... recréala... siéntela con todo tu ser. Y siente el espacio a tu alrededor mientras estás en esa nueva situación.

Y ahora reflexiona y escribe qué vas a hacer tú diferente a fin de que las cosas puedan ser diferentes. Cómo vas a ser parte activa de esa transformación.


Luego selecciona las imágenes que representen todo eso que quisieras ver ahora como una realidad. También puedes incluir palabras, dibujos hechos por ti o fotografías. Y pégalos en tu papel o cartulina.


Conserva tu collage cerca de ti, a la vista, durante una semana y ten el propósito de verlo cada día, al menos durante dos o tres minutos. Y ve si hay cosas que añadir, cambiar o matizar.


Y después, deja tu collage en un lugar visible (discreto si lo deseas, como el interior de tu clóset) a fin de que puedas recordar cada día esa nueva situación y la forma en que tú serás diferente a fin de que eso se manifieste, y que puedas evocar con todos tus sentidos, cómo es esa realidad y que cada día más te enamores más de ella.


Recuerda que para llegar a ese nuevo lugar hay que tener coherencia entre cuerpo, emoción y pensamiento. Y hay que agradecer cada día porque eso ya es una realidad.

0 vistas

Mónica del Valle

PsicoNutrición-México

Nourishing Psychology

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus