• Mónica Del Valle

El mito de la caverna y nuestra realidad


La alegoría de la caverna (también conocida como mito de la caverna) se trata de una explicación metafórica, realizada por el filósofo griego Platón que plantea la situación en que se encuentra el ser humano respecto del conocimiento.​ En ella, Platón explica cómo podemos captar la existencia de los dos mundos: el mundo sensible (conocido a través de los sentidos) y el mundo inteligible (sólo alcanzable mediante el uso exclusivo de la razón).

Platón nos narra que en una caverna hay un grupo de hombres que se encuentran prisioneros desde su nacimiento y que están encadenados del cuello y las piernas, pudiendo sólo mirar hacia la pared del fondo de la cueva, sin poder mirar hacia atrás en busca de la causa de esas cadenas. Detrás de ellos, se encuentra un muro con un pasillo y más allá una hoguera y después la entrada de la cueva que da al exterior. Por el pasillo del muro circulan hombres portando todo tipo de objetos cuyas sombras, gracias a la iluminación de la hoguera, se proyectan en la pared que los prisioneros pueden ver.

El autor se pregunta qué pasaría si uno de estos hombres pudiese liberarse. La realidad le confundiría. La luz de la hoguera lastimaría sus ojos y las figuras borrosas que pudiera ver le resultarían más ficticias que las sombras a las que está tan acostumbrado.

Y va más allá. Si este hombre fuese obligado a salir de la caverna la luz del sol le molestaría tanto que lo único que querría sería volver a la oscuridad. Ahora bien, para poder captar la realidad en todos sus detalles, este hombre tendría, primero, que vencer la molestia que esta nueva condición le impone, y en segundo lugar dedicar tiempo y esfuerzo a entender y captar las cosas tal y como son.

La alegoría acaba al hacer entrar, de nuevo, al prisionero al interior de la caverna para "liberar" a sus antiguos compañeros. Éstos se burlarían de él, le dirían que sus ojos se han estropeado, y si este hombre intentara liberarlos y llevarlos hacia la luz éstos serían capaces de matarlo.

(Fuente: wikipedia)

¿Y cómo esta historia se relaciona conmigo?

En primer lugar tenemos la caverna, que representa la sociedad en general o bien nuestro entorno más cercano. Las cadenas son todas esas ideas limitantes, esas etiquetas que nos han impuesto (o nos hemos auto impuesto) que no permiten que nos salgamos del guión, de lo que se espera de nosotros dentro de nuestro grupo.Las sombras son la forma en que percibimos a nuestro entorno, así como las ideas que confirman nuestra "realidad".

Por ejemplo, no nos atrevemos a cantar porque lo hacemos mal, o al menos eso nos han dicho quienes nunca nos han oído cantar, pero saben que "los Jimenez" nunca hemos cantado bien (ideas limitantes, las cadenas que no nos permiten voltear hacia otro lado) . Así que, si un día decidimos cantar, lo hacemos donde nadie nos escuche, y nosotros nos oímos fatal porque así es como lo hemos percibido siempre (las sombras).

Los hombres con los objetos y la fogata representan la visión que los demás quieren que veamos. Ya sea el gobierno, la sociedad, los medios de comunicación, en un espectro más amplio, o bien nuestra familia, los amigos, nuestra pareja, en un rincón más íntimo.

Esto sucede con los noticieros. Cada uno tiene una tendencia diferente, algunos coincidirán en ella, pero otros no. Si nos quedáramos con la visión de uno sólo de ellos nuestra percepción de la realidad estaría sesgada, y para nosotros esa sería la realidad.

Volvamos a nuestro ejemplo. Tú quieres cantar pero te has limitado porque "los Jimenez" no saben cantar. Y para demostrártelo ponen a cantar a la Tía Juana que, en efecto, canta espantoso. Después te enseñan grabaciones de otros miembros de la familia que cada uno es peor que el anterior. Ante tales pruebas te convences que tú no puedes cantar porque nadie en tu familia lo hace bien.

Salir de la cueva y hacer el trabajo de percibir la realidad significa exactamente eso. Cuando sales de tu zona de confort y trabajas en tus cambios te das cuenta que las ideas limitantes que te mantenían prisionero sólo son cuestión de tu percepción y que te definen ni marcan quién eres. Y atención, he recalcado que tienes que trabajar en tus cambios, no es cuestión de magia. Vamos, hasta la Cenicienta tuvo que ir al baile y cautivar al príncipe huyendo precipitadamente a las 12 de la noche. Habrá cambios que requieran menos trabajo, habrá otros que requerirán mayor empeño de tu parte, pero todo cambio implica acción.

En el ejemplo que hemos venido usando, equivaldría a que vas con un profesor de canto para que compruebe tus habilidades cantoras. Y aquí pueden pasar tres escenarios. El primero, que el profesor llore preguntándose dónde te habías metido todo este tiempo, que eres La Voz que el mundo quería escuchar; el segundo, que diga que vaya que sí necesitas clases de canto pero que tienes remedio, y si bien es cierto que nunca podrás ser cantante profesional, puedes llegar a cantar aceptablemente. El tercer escenario es que el profesor llore y te pida que en tu vida vuelvas a intentar cantar. En cualquiera de los casos estarías rompiendo las percepciones y conocerías la realidad.

Por último, volver por tus compañeros, hablarles de la realidad y que te rechacen. Ese es un riesgo que debes correr. No puedes hacer como si nada hubieras aprendido. Y, lamentablemente, es una situación muy común. Lo sufrió Galileo, lo sufrió Jesucristo. Rechazamos todo aquello que viene a remover nuestras ideas y tradiciones ancestrales. Y aunque la mayoría te rechace, seguramente habrás sembrado la inquietud en buscar esa realidad en alguno de ellos.

En nuestro ejemplo, seguramente "los Jimenez" no te matarán, al menos no de forma física, pero se burlarán de tus intentos por cantar bien y no reconocerán tus éxitos, pero al menos habrás demostrado que no todos "los Jimenez" cantan mal.

No dejes que los demás minen tu autoestima, nunca permitas que sus ideas o sus comentarios limiten tus gustos, restrinjan tus oportunidades o aniquilen tus sueños. ¡Vive tu vida!

Curso ¡Otra Oportunidad!

¡Otra Oportunidad! es justamente esto que acabas de leer. Es un curso en línea en el que yo te llevaré de la mano para que puedas llegar a ser la más plena expresión de ti. Vas a tener que romper las cadenas que te impiden ser feliz y salir de tu caverna, de tu zona de confort, pues. Te advierto que vas a tener que trabajar en ti para poder percibir quién realmente eres y dejar de vivir esa vida oscura que no te pertenece. Te repito, no es magia ni las cosas suceden por decreto, tienes que trabajar en tu Yo interior.

Entonces, si estás leyendo esta entrada entre el 1 y el 3 de noviembre, haz click aquí para ir a la Venta Monstruo, que trae un "aterrador" descuento. Si ya pasó esta fecha entonces ve a nuestra página del curso y ahí podrás comprarlo (te sugiero que veas si hay una oferta, vigente o próxima, que puedas aprovechar).

#otraoportunidad #mitodelacaverna #autoestima #MónicaDelValle #realidad

7,221 vistas

Mónica del Valle

PsicoNutrición-México

Nourishing Psychology

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus