• Mónica Del Valle

Pon todo tu potencial y transforma tu realidad


Ante alguna situación, ¿eres de los que piensa en lo que puede sacar o en lo que puede poner o aportar?

Te invito a reflexionar en si eres de los “sacan” o de los que “ponen”. La invitación es a tener mentalidad de “poner”. Te explico.

Cuando estás frente a alguien que aparentemente no te valora o no es capaz de ver lo que eres y lo que puedes aportar, en lugar de salir de ahí cabizbajo, tú, de entrada, empiezas a “poner”. ¿poner qué? Poner tu vida, tu confianza, reconocerte, reconocer tu grandeza (lo cual no quiere decir arrogancia, para nada, hay que reconocer la grandeza desde la humildad); pones todo tu ser en la búsqueda de las oportunidades que esa situación te presenta. Y más que tener la posición de defender tu territorio o salir derrotada de otros territorios, imagina que vas a descubrir nuevos territorios.

Por ahí escuché que el gran maestro Yoda, de La Guerra de las Galaxias, aconsejaba esto: “No digas que lo vas a intentar. O lo haces o no lo haces, pero no te engañes.” ¡Maestrísimo!

Ten la certeza de que tú eres parte de tu vida, que eres partícipe y que co-creas tu realidad. Sal de esa alucinación colectiva que nos hace creer que somos víctimas indefensas del destino. Asume tu poder. Siente la inspiración y empieza a actuar, a sentir, a pensar desde este lugar. El umbral se abre a algo nuevo, a una realidad diferente y más luminosa.

¿Que hay que pasar por un proceso? ¡Pues sí! ¿Vale la pena? ¡También! Tal vez para el gusano no sea agradable el proceso de convertirse en mariposa, pero, fíjate, acaso el gusano no podía ni imaginar en lo que se convertiría, pero siguió el llamado, siguió ese imperativo que lo lleva a confiar en que ese paso es el que hay que dar... y confía en la vida... y “aguanta” y sigue adelante, ya que algo dentro de él sabe que tiene el potencial de volar... y se entrega al proceso de transformación y emerge con unas alas poderosas.

Pregúntate qué quieres. Y no temas decir fama y fortuna, pues no tiene nada de malo querer ser alguien que puede influir de manera positiva en otros. No está mal querer tener los recursos para vivir tranquilos y además poder colaborar con otras causas. Pero cuida que no sea esto un fin en sí mismo. Que sea vehículo o medio de una realización mayor.

Despliega tu potencial. Disponte a pasar por el proceso para alcanzar tu plenitud. Conecta con otros seres, no tanto por conveniencia sino por convivencia, por cariño, con admiración y respeto.

Porque una verdadera pepita de oro ve en otros, también pepitas de oro. Ve lo que tienes en común con los demás, celebra las coincidencias y valora las diferencias. Eso da un gran sentido de plenitud y felicidad.

Acoge los retos con alegría y con los brazos abiertos. Es tu oportunidad de crecer, de transformarte, de evolucionar. No te resistas a lo que aparece en tu camino.

Recuerda las palabras del psiquiatra suizo Carl Gustav Jung: lo que se resiste, persiste.

Si te resistes a lo que está ocurriendo, tu lección se seguirá presentando, acaso cada vez más fuerte y complicada. En cambio, si te rindes al proceso y colaboras con ello, la lección será aprendida y ya no la requerirás; habrás dado el paso y habrás salido con alas fuertes y hermosas. Son los retos los que nos hacen ver que somos pepitas de oro.

Nos dice el Dr. Puig que hay que aprender a querer no tanto lo que nos gusta sino lo que requerimos, aunque no nos guste. Tal vez al inicio no puedas querer el sentimiento que eso despierta en ti, pero sí puedes agradecer la lección.

Que si alguien dice que por ti no da ni dos pesos, acredites que acaso no sea un sentimiento agradable y no lo quieras, pero lo que sí puedes querer es que tu relación con esa prueba no sea de aversión o de huida, sino que sea de total presencia, de grandeza y, sin arrogancia, digas “lo agradezco”.

Te mueves de ahí con dignidad y alegría, incluso con sincero agradecimiento, pues vas en busca de esos nuevos territorios. Pones en lugar de sacar.

Si quieres empezar tu camino de transformación pero te detiene el no saber por dónde empezar, no te preocupes. Con mi curso ¡Otra Oportunidad! permíteme acompañarte a través de los distintos pasos hasta que logres ser la persona que estás destinada a ser. Haz click aquí para averiguar de qué se trata.

#Transformación #cambio #realidad #desear #MónicaDelValle #psiconutrición

6 vistas

Mónica del Valle

PsicoNutrición-México

Nourishing Psychology

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus