¿Te gustaría sentirte más ligera?


Voy a compartir contigo unas reflexiones que he escuchado de varios maestros al respecto de sentirnos pesados en diversos aspectos de la vida. Mucho he aprendido del doctor Deepak Chopra a quien considero uno de mis grandes maestros y a quien te recomiendo escuchar cuando puedas.

La mayoría de la gente, cuando escucha esto de sentirse más ligera, de inmediato piensa en perder peso o en quitarse ciertos alimentos. Y si bien esto es parte del concepto de ir más ligera, también lo es el hecho de que, muchas veces, necesitamos aligerar otras cuestiones en la vida; en la mente, en el cuerpo, en el corazón, en el espíritu.

Cuando te hablo de un viaje hacia sentirte más ligera me refiero a que se vaya la pesadez y en cambio te abras a la posibilidad de más energía y vitalidad en todas las áreas a partir de ir soltando, poco a poco, eso que tal vez vengas arrastrando desde hace tiempo.

Por ejemplo, una buena reflexión es ver el sentido profundo del hambre, más allá de lo literal, sin descartar el hambre de comida. ¿De qué tienes hambre? Cuando lo puedas ver, verás también entrar a escena la energía de sentirte ligera. Se trata de cambiar el querer sentirte llena, por sentirte plena. ¿Cómo ves esto?

Para poder tener éxito en esta aproximación que te propongo, que habla de quitarnos pesos innecesarios, debemos ampliar nuestra perspectiva. En este ejemplo que ahora te doy, por ejemplo, para tocar el tema de imagen y felicidad, hay que darnos cuenta de que comer no es sólo ingerir alimentos.

La comida es nutrimento, lo sabemos. Pero hoy en día, comer se ha vuelto un sustituto simbólico de otras cosas, lo cual incluye nuestro nivel de plenitud y bienestar general. Cargamos muchos pesos que nos sacan de nuestro estado natural de equilibrio y satisfacción.

Debemos buscar la manera de regresar ese estado de satisfacción a nuestra vida que deberíamos tener de manera natural.

Te invito a buscar reemplazar cualquier clase de fardos que vengas cargando por una sensación de ligereza. Y por pesos o fardos hablo, tanto del aspecto físico, el exceso de peso, como de otras áreas de la vida en donde también se experimente exceso de peso.

Y es que el tema puede ser uno, y se manifiesta en cada aspecto de la vida. Ya lo he dicho en otras ocasiones. Todas las áreas de la vida pueden ser espejos unas de otras, y el mismo tema se manifiesta de diversas maneras a fin de que le prestemos atención.

Por ejemplo, podemos tener estados de ánimo pesados, o sentir un estrés muy pesado; sentir que cargamos con cosas que no nos corresponden y se sienten como un peso que no nos deja avanzar, o sentimos el peso de nuestras deudas o que nos dan grandes cargas de trabajo.

Cuando te sientas demasiado pesada o cargada, pondera la posibilidad de deshacerte de ese peso excesivo, tanto en tu mente como en tu cuerpo o espíritu.

Si lo puedes ver con cierta distancia y desapego, te darás cuenta de que ninguno de esos pesos es necesario. Tal vez los creaste o aceptaste a partir de elecciones perjudiciales para ti y una creciente toxicidad en tus relaciones. Créeme que las emociones y las relaciones pueden ser tan tóxicas como algunos alimentos.

Fíjate qué pesos traes cargando y acredita que sí te puedes deshacer de ellos. Hay muchos caminos para comenzar este viaje. Tener peso corporal excesivo y problemas con aceptar tu figura ya no tienen que ser una fuente constante de ansiedad en tu vida. En realidad, son puertas de entrada a un poderoso camino de transformación.

Ver a la manera en que comes sólo como algo literal, ignorando sus dimensiones personales y emocionales no funciona. Lo podemos constatar cuando leemos las estadísticas que nos dicen que más del 97% de las personas que hacen una dieta no logran sostener el peso perdido por más de dos años y, de hecho, sabemos que incluso recuperan un poco más.

¿No habrá una manera menos angustiada y más sostenible de perder peso?

La clave radica en abrir nuestra consciencia. Cuando descubras qué es aquello de lo que en realidad tienes hambre, vas a tener la llave que te permitirá deshacerte de los diversos pesos en tu vida y poner fin a tu frustración.

Cuando lo logres verás que todo se sentirá sencillo. Si pelearnos y castigarnos funcionara, hace mucho que habríamos ganado la batalla para ser quienes somos en realidad. Es una estrategia que no sirve.

Cuando te das lo que en realidad deseas y necesitas, comer en demasía deja de ser un problema. En lugar de pelear en contra de un hábito que siempre nos derrota, te invito a comenzar un viaje de transformación a partir de la reflexión personal que será realmente duradero.

Tu meta ha de ser la plenitud, sentirte plena, no sentirte llena (ni de comida, ni de personas, ni de dinero).

Por lo pronto empieza a reflexionar en esto: Ir por la vida ligera o ir por la vida pesada... es una elección. Hazla consciente.

Como una pista, te pido que escribas sobre aquellos lugares o situaciones en donde sientes cargar exceso de peso: mente, cuerpo o espíritu.

#másligera #bajardepeso #Pesocorporal #hambre #Relaciónconlacomida #psiconutrición #MónicaDelValle

0 vistas

Mónica del Valle

PsicoNutrición-México

Nourishing Psychology

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus