Con el Viento a tu Favor


¿Cómo es posible que yo tenga en mi interior recursos y fortalezas que ni siquiera conozco? ¡Eso es imposible! ¡No puedo tener algo que no conozco! ¿Estás segura? Pensar, sentir o decir esto es muy común cuando no hemos ni siquiera hecho el intento…

Vamos a tratar de ver cuáles son las pistas que nos permiten llegar a esos lugares que aparentemente están ocultos o son inaccesibles.

Esos lugares pueden ser muy gratos… pero también pueden ser sitios que preferiríamos no ver. Pueden ser nuestros grandes talentos o aquello que nos inspira, pero también puede ser eso que no nos permite avanzar en la vida, aquello que nos mantiene anclados, como encadenados a una bola de plomo ¿alguna vez viste esas caricaturas en donde a los presos se les encadenaba una pierna a una bola de plomo toda pesada? ¿A poco no se siente así? Como si para caminar tuviéramos que arrastrar un gran peso.

Pero si ponemos a trabajar a nuestro cerebro y logramos ver las conexiones que hay entre unas regiones y otras, vamos a poder ver con claridad (o de perdida con más claridad) qué es lo que toca hacer a continuación para ya no estar atascados.

De nuevo, me voy a inspirar en lo que dice el doctor Mario Alonso Puig, que es un médico español que le encantan todas estas cuestiones, y él lo explica muy fácil. Así que yo te voy a explicar cómo está este asunto.

Vamos a pensar: hay cosas que sabemos y cosas que sabemos que no sabemos… ¿Qué quiero decir con esto? Podemos por ejemplo saber de plantas y flores, sabemos que sabemos de plantas y de flores, y al mismo tiempo podemos reconocer que no tenemos ni idea de mecánica, ¿no?... sabemos que no sabemos mecánica. Pero también sabemos que si nos interesara y si nos aplicáramos entonces podríamos aprender sobre eso que no sabemos… Si hay alguien que sepa hacerlo y hay alguien que nos dé una guía, o una forma de aprenderlo, y nos interesa, podríamos aprenderlo, aunque en este momento sólo sepamos que no sabemos de eso, ¿sí me expliqué?.

Bueno. Todo esto, lo que sabemos y lo que reconocemos que no sabemos, es un área a la que nuestra consciencia ordinaria tiene fácil acceso. Y de la que, mal que bien, nos damos cuenta con cierta claridad, ¿no? Ahí están nuestros conocimientos, nuestras ideas, nuestras experiencias previas, nuestras rutinas.

Pero hay otro espacio, uno que aparentemente es invisible para nosotros, que es el de lo que no sabemos que sabemos. Eso que no sabemos que sabemos es lo que nos permite resolver cuestiones insospechadas… es lo que nos da las herramientas para afrontar desafíos.

Ahora, necesitamos valor para ir a ese espacio inconsciente. Valor y muchas ganas de conocernos al mismo tiempo. ¿Por qué? Porque ahí vamos a descubrir el origen de nuestras conductas automáticas, pero también vamos a descubrir nuestro potencial inexplorado.

Entonces, en ese espacio que es el inconsciente, hay muchísimo por aprender y también está la oportunidad de una transformación que nos permita expresar eso que estamos destinados a ser. ¿Pero qué sucede? Pues que nos topamos con un gran obstáculo. A los seres humanos nos encanta sentir que tenemos el control de todo y no nos gusta la idea de admitir que hay cosas inconscientes que si no atendemos “como se debe” nos van a brincar por el lugar menos esperado sin que lo podamos evitar. ¡Nos choca no sentir que sabemos todo perfecto y que tenemos el control de todo absolutamente! Y esa parte inconsciente, es una parte súper interesante por explorar. Pero como te digo, hay que acercarse con valor, hay que acercarse con curiosidad, hay que acercarse con muchas ganas de aprender… y hay que acercarse con humildad, mucha humildad.

Mira, imagina a tu consciente como si fuera el capitán de un barco de velas y el inconsciente es el viento que impulsa las velas. El capitán conduce el barco, pero si el capitán no aprende a entender el viento y no aprende a usarlo a su favor, es bien fácil que se pierda o que no llegue muy lejos. Entonces, esta es la invitación: date la oportunidad de explorar tanto el origen de tus patrones y dinámicas, como tus habilidades y potencialidades. Date esa oportunidad.

#Viento #favor #cerebro #vidaplena #MarioAlonsoPuig

88 vistas

Mónica del Valle

PsicoNutrición-México

Nourishing Psychology

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus