• Mónica Del Valle

15 Grandes beneficios de salir de tu zona de confort (parte 1)


En los dos entradas anteriores vimos lo que es la zona de confort y las mentiras que nos contamos para no salir de ella.

Y es que dicha zona es un lugar donde nos sentimos cómodos, aunque no necesariamente felices. Muchas veces nos quejamos de la rutina pero nos da miedo salir de lo de siempre, de lo que ya conocemos.

Todo cambio trae nuevos retos, y con ellos viene el miedo, pero una vez vencido éste, los resultados van a ser maravillosos, al margen de que logremos cumplir todos nuestros objetivos o no.

Beneficios de salir de tu zona de confort

1.- Vas a tener un crecimiento personal

No hay nada más liberador que superar un miedo. El miedo te ata a tu zona de confort, y mientras más tiempo pases en ella, más validarás tus miedos e inseguridades, reafirmando que sería peligroso realizar algún cambio, y así sucesivamente.

Sin embargo, cuando te decides a dar ese salto hacia adelante (puede ser un cambio de carrera, una mudanza o adquirir un hábito saludable) te darás cuenta que ese monstruo de mil cabezas, que creías que era tu miedo, es en realidad un inofensivo ratoncito.

Una vez que hayas vencido ese miedo al cambio podrás descubrir que tienes un sinfín de oportunidades por delante. Vas a crecer más allá de tus creencias, y ese cambio se volverá constante; te volverás imparable.

2.- Obtendrás fortaleza para superar cualquier dificultad que se te presente en la vida

La zona de confort tiende a limitar tu capacidad de acción. Cuando no te permites experimentar algo nuevo por temor a no saber si eres o no capaz de hacerlo, la única información que tienes es que no eres capaz, ya que si lo fueras, estarías haciéndolo. Un poco extraña la lógica de nuestro miedo.

La próxima vez que tengas dudas sobre tu capacidad, la mejor forma de despejarlas será que intentes hacerlo. Es muy probable que, si lo haces con determinación y estrategia, puedas lograrlo.

Y aún si fracasas, obtendrás el conocimiento de en qué fallaste, cuáles son tus límites y tendrás la experiencia de tu parte para volverlo a intentar.

Te sorprenderás al descubrirte haciendo cosas que te creías incapaz de hacer.

3.- Serás más flexible

Y desarrollarás resiliencia, que es la capacidad para adaptarte a las situaciones que no está en tu mano cambiar.

Cuando te encuentras en tu zona de confort tiendes a ver sólo un pfunto de vista. Tomas decisiones muy parecidas, ya que sólo estás viendo el mismo lado de la moneda. Es muy común que vayas a los mismos lugares cuando vacacionas y no salgas de tu círculo de amigos de tantos años.

¿Qué pasa cuando decides cambiar? Te vuelves más flexible; ves otros puntos de vista y tus decisiones son más maduras, pues tomas en cuenta ambos lados de la moneda.

Esta misma flexibilidad es la que va a permitir que te adaptes a lo que te suceda. Porque tenemos que aceptar que a veces las cosas nos suceden, no tenemos control alguno. Cuando uno de estos eventos acontece mientras estás en tu zona de confort, la rigidez de tu vida, y el miedo a los cambios, van a provocarte una crisis; en cambio, si tienes desarrollada la resilencia, no es que estos eventos se te resbalen, como decimos coloquialmente, pero no los vas a sentir como si fueran el fin del mundo.

Vas a estar abierta a encontrar una solución a cada problema, en lugar de encontrar un problema a cada solución.

4.- Vas a desarrollar tolerancia a la frustración

Como ya lo dijimos en el beneficio 2, puede ser que luches por un cambio y no lo consigas, al menos en tu primer intento. Esto puede ser muy frustrante, pero si tienes tolerancia a la frustración, no te sumirás en una espiral de autolamento y derrotismo, sino que entenderás que es parte del proceso de tu crecimiento.

Aunque la zona de confort te dé un sentimiento de bienestar y de control, en realidad lo que hace es disminuir tu autoestima, al no sentirte capaz de hacer cosas diferentes.

Cuando te sientes incómodo ante esta situación es lógico que te sientas frustrado. Quizás al momento de tomar la decisión de seguir en tu zona de confort te sientas bien, pero a la larga te vas a ir sintiendo con una mayor frustración por no haberte atrevido a hacer el cambio que tanto querías.

Recuerda que es más probable que te arrepientas de lo que no hiciste que de lo que hiciste.

5.- Mejorarás tu salud

En primer lugar, vivirás con menos estrés, al sentir que tu vida ya no te agobia, pero esto lo veremos más adelante.

En segundo lugar, tendrás nuevos hábitos, más saludables, tanto a nivel físico como mental o espiritual.

Vas a poder tener una vida más plena y con brillo, lo que generará serotonina y dopamina, que redundará en que te sientas mejor. Si quieres saber más cómo actúan estas sustancias, mira esta video.

Hasta aquí vamos a llegar el día de hoy. No quiero hacer una entrada muy larga que, lejos de animarte a dejar tu zona de confort, haga todo lo contrario. Reflexiona si vale la pena hacer el esfuerzo de cambiar, al menos por estos cinco primeros beneficios. Piensa cuál o cuáles te motivan a luchar por esa vida más radiante que te llevará a ser la mejor persona que estás destinada a ser.

Déjanos algún comentario. Me dará gusto saber que este material te ha servido. Y continuamos con los beneficios la próxima semana. Mírala aquí

#zonadeconfort #beneficios #frustración #flexibilidad #CrecimientoPersonal #MónicaDelValle

43 vistas

Mónica del Valle

PsicoNutrición-México

Nourishing Psychology

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus